Interna

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué el lienzo no es la mejor opción para pintar?

        

      

 

Los patrones de agrietamiento en esta pintura muestran una variedad de problemas típicos de los soportes textiles tensados, tales como biseles bajos en las barras del bastidor, re tensados, perdida de resistencia mecánica, ciclos de humedad relativa (RH) impactos y vibraciones.
Sin embargo la mayoría de las pinturas se pintan sobre lienzos, esta no es la mejor opción para pintar un hecho que puede conducir a que la pintura se agriete (craquelado) tempranamente

Durante más de cien años, la mayoría de las causas de agrietamiento se han investigado: la humedad y la temperatura, la expansión y la contracción, el estrés y la fragilidad de la pintura, los síntomas han sido obvios, agrietamiento y pérdida de pintura pero las causas no se entienden claramente.
En 1982, Marion Mecklemburgo y otros científicos del Instituto Smithsoniano, dieron la primera explicación sistemática de la mecánica de la pintura, en especial la de pinturas sobre lienzo, mientras que otros investigadores del Instituto Canadiense de Conservación (ICC) continúan la investigación.
La tela o lienzo es higroscópico, lo que significa que absorbe fácilmente y libera la humedad del ambiente, como la humedad en el aire cambia, el lienzo absorbe y libera humedad para mantener el equilibrio con estos cambios, el lienzo se expande y contrae en las diferentes capas de pintura, produciendo tensión mecánica en la pintura según cambia el ambiente (El entorno cambia constantemente debido a los cambios en la temperatura y humedad relativa), aunque estos cambios pueden parecer pequeños con el tiempo pondrán mucha tensión en la pintura lo que conducirá al agrietamiento, marcas y perdida de pintura.

Este lienzo muestra un patrón de agrietamiento tipo "telaraña" por lo general causada por aplicar una pintura sobre lienzo frágil.

El lienzo es una material muy flexible que también es biaxial, por los que se expande y contrae en diferentes niveles de acuerdo a sus ejes: la dirección de la trama y la urdimbre de los hilos, las capas en las pinturas que llevan la mayor parte de la tensión (barniz, pintura, e imprimatura), por otro lado, se componen de polímeros amorfos o semi-amorfos que son mucho menos flexible, y se expanden y contraen en un grado mucho menor y por igual en todas las direcciones. Estos materiales más rígidos están sometidos a demasiada tensión al igual que el lienzo que se expande contrae, resultando en grietas y, finalmente, la pérdida de adhesión y concavidades (ilustradas en la animación),golpes, vibración, baja temperatura, baja humedad, alta pigmentación, envejecimiento y el incremento de la rigidez  aumentan la probabilidad de agrietamiento de estas capas.

El lienzo se expande y contrae con los cambios en la humedad relativa causando grietas y concavidades en la capa de pintura.
Las pinturas sobre soportes rígidos como madera, piedra y metal con menor respuesta a los cambios ambientales como la humedad relativa, se conservaran durante mucho más tiempo ya que el soporte no induce a demasiada tensión sobre la película de pintura, las grietas en el lienzo son predecibles y museos y conservadores pueden predecir la aparición de este tipo de grietas a través de modelos matemáticos, como los que parecen en las pinturas anteriores en los que incluso los cambios en los patrones de grietas se pueden ubicar por encima de las barras del bastidor que sobre otras áreas del lienzo.
Por esta razón los artistas que están preocupados por la posteridad de su trabajo deben elegir materiales rígidos como soportes, ya que esta decisión dará lugar a un mejor resultado para sus pinturas.